¿Qué sentido tiene hablar de patrimonio industrial en el Área Metropolitana de...

¿Qué sentido tiene hablar de patrimonio industrial en el Área Metropolitana de Concepción?

530
1
SHARE

Primero, una premisa

Si bien, el interés por el patrimonio industrial en Chile es relativamente reciente, 2 de los 6 sitios chilenos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO se relacionan directamente con actividades industriales: las oficinas salitreras Humberstone y Santa Laura, en la Región de Tarapacá y el campamento Sewell en la Región de O’Higgins. Este escenario, sin embargo, esconde el hecho de que el carácter industrial de varias localidades, se encuentra virtualmente invisibilizado, en especial aquellas relacionadas a la actividad fabril y manufacturera.

Segundo, una constatación

El creciente interés por el patrimonio se observa también en el Área Metropolitana de Concepción. Expresándose en una proliferación de iniciativas, nacidas la mayor parte de las propias comunidades, tendientes a su preservación y valorización. Pues en diversas localidades, desde Tomé a Lota, la actividad industrial y minera constituye el elemento central en torno a la cual se fue construyendo la identidad local. Incrementándose notablemente la cantidad de sitios y piezas industriales declarados Monumento Nacional en los últimos años. De hecho, casi la totalidad del patrimonio industrial, portuario y ferroviario, declarado Monumento Nacional a la fecha, recibió la declaratoria en los últimos 10 años.

Tercero, un problema

En el Área Metropolitana de Concepción el estudio, preservación y visibilización del patrimonio industrial es urgente, pues cuando aún no ha sido abordado, categorizado y dimensionado en su globalidad, éste desaparece aceleradamente. Particularmente en los últimos 15 años, producto de la especulación inmobiliaria, el abandono, la falta de conocimiento del valor social, histórico y cultural, por parte de las autoridades comunales. De ello el triste final de los últimos restos de la ex-refinería de azucar CRAV de Penco, recientemente demolida, la desaparecida Machasa de Chiguayante o la Cristalería Schiavi en Concepción, son un claro ejemplo.

Cuarto, una oportunidad

Gran parte de las huellas aún existentes de la presencia de industrias en el territorio penquista, se ubican en zonas con indicadores sociales recesivos, altas cifras de desempleo, menos ingresos, mayores índices de pobreza, mala dotación de servicios públicos y comunitarios, escasez de áreas verdes públicas funcionales, entre otros problemas. El desafío es, entonces, pensar el patrimonio industrial, como una oportunidad no solo de valorizar la historia y la importancia de las culturas locales, sino de hacer uso de él para mejorar la calidad de ambiente urbano contemporáneo.

SHARE

1 COMMENT

  1. Concuerdo, hay que hacer USO del patrimonio..pregunta,qué usos se dan actualmente a estos edificios o sitios patrimoniales industriales? Aparte de los museos y tours que poco aportan en integrarlos al amb.urbano y menos aún a la internalización del patrimonio como parte de una memoria e identidad..

LEAVE A REPLY