Manifiesto sobre desmantelamiento e incendio de la Fábrica de Paños Bio-Bío

Manifiesto sobre desmantelamiento e incendio de la Fábrica de Paños Bio-Bío

206
0
SHARE

Con tristeza y sin salir aún de nuestro estupor, en los últimos días hemos sido testigos de un lamentable episodio que afectó directamente a uno de los pocos ejemplos que aún sobreviven del importante pasado industrial de nuestra ciudad. El saqueo, desmantelamiento e incendio del histórico edificio que albergó desde 1919 a la Fábrica de Paños Bío-bío en la población Aurora de Chile, es un hecho que nuevamente da cuenta de la fragilidad del patrimonio edificado en Concepción.
La carencia de políticas asociadas a la conservación y reutilización de inmuebles históricos pasa la cuenta y nuestra ciudad ha pasado a ser líder en la pérdida sistemática de construcciones que son parte de nuestra historia, memoria e identidad. El patrimonio industrial no sólo está asociado a los edificios industriales propiamente tales, sino que además a todo un conjunto de elementos, proyectos y aspectos asociados, como viviendas, poblaciones obreras, equipamiento comunitario, equipos de fútbol, tradiciones y dinámicas sociales arraigadas en el tiempo. Es decir, nuestra provincia constituye la evidencia, material e inmaterial, de una cultura industrial que dio espesor, identidad y sentido a comunidades enteras de Tomé a Lota, y por cierto, también a ciertos sectores de Concepción. He ahí la importancia y el simbolismo de estas estructuras, las que con el tiempo han sido desplazadas y relegadas al olvido y al abandono, siendo ocultadas por el peso de la ignorancia, la desvalorización e ineficacia de los actuales instrumentos de participación ciudadana y valorización patrimonial. Sumado a la falta de respeto por la historia de nuestra propia ciudad.


Creemos que es importante recalcar que el discurso que reclama la necesidad de espacios públicos y ciudadanos para el desarrollo del Área Metropolitana de Concepción es contradictorio con las prácticas que la institucionalidad ha desarrollado hasta ahora. La cantidad de espacio disponible para la reconversión con diversos usos ciudadanos, públicos y comunitarios en Concepción, se contrapone con la gran inversión que la institucionalidad a nivel local ha tenido que desembolsar en la creación de espacios para la construcción de museos, teatros , parques e infraestructura. La falta de visión y decisión política para conservar, resguardar, proteger y reactivar estos espacios de carácter patrimonial ha tenido como consecuencia la destrucción e invisibilización del patrimonio local; los efectos de estas malas gestiones locales han desencadenado además el desplazamiento de pobladores y la vulneración de barrios históricos entre otros.


Lo ocurrido en Paños Bío-Bío se suma al abandono y deterioro gradual de otras industrias como la ex CCU, la estación Andalién, la Cristalería Schiavi, la antigua Termoeléctrica y el ex Molino El Globo, otrora edificios imponentes y hoy en su mayoría destruidos, saqueados y desmantelados. Es urgente la incorporación de criterios histórico/patrimoniales en el Plan Regulador Comunal, el cual actualmente adolece de esas temáticas, considerando tan solo 33 inmuebles de conservación histórica (un tercio de los cuales se emplaza en el Campus de la Universidad de Concepción), negando nuestra propia riqueza barrial, urbana y arquitectónica. Del mismo modo, la ciudad de Concepción – incluyendo a Chiguayante, San Pedro de la Paz, Hualpén, Talcahuano y Penco – cuenta con tan solo 5 inmuebles considerados Monumento Nacional, de los cuales solo 1 se encuentra en buen estado (la casa patronal de Pedro del Río Zañartu, en Hualpén), tres son ruinas y el restante (el Palacio Castellón) fue brutalmente remodelado, ante la indolencia de las autoridades de la época. En ese ámbito, la arquitectura industrial y sus elementos asociados prácticamente no han sido reconocidos. Tampoco han sido incorporados como parte de una estrategia de planificación con una visión de futuro, entiéndase posibilidades de reconversión, aprovechamiento y reutilización, en beneficio directo de las comunidades que se desarrollan a su alero y de la ciudad en su conjunto.
La discusión respecto al levantamiento integral del patrimonio industrial y arquitectónico en general, es una tarea pendiente de suma urgencia. En la que tanto la autoridad local y ministerial juegan un rol fundamental, aceptando estos hechos y brindando soluciones reales y serias a la problemática existente respecto a nuestro patrimonio, desde la historia, desde los barrios, desde los ciudadanos. La ciudad, como entidad viva, es el fruto de una sedimentación de diferentes temporalidades, cuyas huellas deberían poder ser reconocibles en el tejido urbano, siendo ello lo que termina por darle un carácter único e irrepetible. Por esta razón, la destrucción de nuestro patrimonio urbano, no hace sino empobrecernos. Concepción se aproxima paulatinamente a sus cinco siglos de historia, lamentablemente al paso que vamos, llegaremos sin ningún hito y con un patrimonio arquitectónico y urbano que no da cuenta de los procesos históricos que han dado existencia a nuestro territorio. Con suerte, quedará solo como un vago y difuso recuerdo descontextualizado.

¿Compartes nuestra vision? Actúa, ayuda, difunde, comenta!
#fabricadepañosbiobio #concehistorico #patrimonioindustrial #nuestrasmemorias

Fotos: Octubre 2016 Patrimonio Industrial Biobio ; Diciembre 2016 @concegrafico

SHARE

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY